Virtualización de servidores sin intermediarios

Directrices de virtualización compiladas dentro del kernel

El rasgo distintivo principal entre los KVM VPS y prácticamente todos los demás modelos de servidores virtuales consiste en la tecnología de virtualización en sí. Mediante KVM, ya no se necesita ejecutar otras aplicaciones de virtualización en la máquina anfitriona – las instrucciones informáticas necesarias, a su vez, se compilan en el SO del anfitrión. Este proceso acaba por mitigar considerablemente el impacto de la asignación de recursos de hardware para correr aplicaciones adicionales dejando al mismo tiempo estos recursos a disposición de los huéspedes creados en el servidor. La ausencia de el tal nivel de comunicación adicional también reduce los tiempos de espera de entrada/salida, condicionando efectivamente el funcionamiento más rápido de su servidor VPS.
Virtualización de servidores sin intermediarios

Un aprovechamiento de los recursos mucho más eficaz

Cuotas del servidor a su disposición ilimitada

Al eliminar la sobrecarga de relacionada con la existencia de una capa de virtualización adicional a través de la cual pasa toda la comunicación con el servidor principal, los KVM VPS pueden gozar de un algoritmo de explotar los recursos del servidor considerablemente mejor. Las instrucciones de la virtualización KVM se integran directamente en el kernel del sistema operacional del anfitrión, lo que quiere decir que todos los Servidores Privados Virtuales se comunican con el hardware del servidor sin mediación. La menor redundancia en la comunicación da lugar a un rendimiento en condiciones reales mucho más rápido si se compara con otras soluciones de virtualización.
Un aprovechamiento de los recursos mucho más eficaz

Un sistema operacional de su predilección

Obtenga el SO que haya elegido

Gracias al VPS, es posible contar con la independencia completa del servidor madre por la perspectiva del SO. Las directrices de virtualización KVM hacen posible que las máquinas huésped se comuniquen directamente con el hardware del servidor, sin que se requiera un nivel de virtualización por sí sola. Pues, con la imagen ISO apropiada, puede instalar cada uno de los sistemas operativos ejecutable en el servidor particular – a partir de las versiones de Linux más impopulares hasta la última edición de Windows Server.
Un sistema operacional de su predilección
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL